El placer de llegar a pie a los baños de aguas termales de Dorres, y bañarse

En este pueblo de la Cerdanya se unen las fuentes de agua caliente con el ancestral arte de trabajar el granito, combinación perfecta para sumergirse en baños saludables dentro de confortables bañeras esculpidas desde la prehistoria.

La travesía del Carlit 50 Estanys normalmente se hace en cuatro etapas, más una quinta para subir a la cima del Carlit. Si se quiere caminar más, sin embargo, se puede enlazar un itinerario de dos etapas que permite conocer pueblos con encanto como Dorres y Porté – Puymorens, y ver grandes vistas sobre la Cerdanya y la cara norte del Pirineo de Girona y Barcelona. Y al pasar por Dorres (final de etapa), tenemos el gran regalo de podernos bañar en sus baños de aguas termales.

Edificados al aire libre, en medio de los árboles y con una visita impresionante de las cimas del Puigmal, los Baños de Dorres ofrecen a los enamorados de la naturaleza y del agua momentos de paz, calma y tranquilidad.

Si miramos atrás, el hombre ha utilizado estas aguas naturales desde la prehistoria (1500 aC) y ya de una forma más habitual y organizada a partir del siglo XVII. Muy utilizadas a partir del siglo XIX, las cualidades de estas aguas calientes y sulfurosas ya son citadas en 1926 en la Guía de la Cerdanya de Emmanuel Brousse. La temperatura del agua al salir, la más elevada del país, llega hasta los 41ºC.

Propiedades del agua termal de Dorres

El agua brota a una temperatura de unos 41 ° C, y el flujo y la temperatura permanecen regulares durante todo el año. Los baños alivian la artrosis, el azufre es beneficioso para las vías respiratorias, y muchas de las irritaciones de la piel son aligeradas o curadas por el agua sulfurosa. Después de una buena caminata, la recuperación dentro del agua es francamente placentera, con el añadido de las espectaculares vistas de la Cerdanya.

Desarrollo de los baños de Dorres

Durante mucho tiempo, los baños se mantuvieron en libre acceso y sin vigilancia. En 1961 el ayuntamiento se reunió en el lugar y se concretó el proyecto. En 1991, dos bañeras antiguas talladas en bloques de granito y la lavadora se completaron con una nueva cuenca de granito que podía acoger más bañistas.

Propiedades del agua termal de Dorres

El agua brota a una temperatura de unos 41 ° C, y el flujo y la temperatura permanecen regulares durante todo el año. Los baños alivian la artrosis, el azufre es beneficioso para las vías respiratorias, y muchas de las irritaciones de la piel son aligeradas o curadas por el agua sulfurosa. Después de una buena caminata, la recuperación dentro del agua es francamente placentera, con el añadido de las espectaculares vistas de la Cerdanya.

Desarrollo de los baños de Dorres

Durante mucho tiempo, los baños se mantuvieron en libre acceso y sin vigilancia. En 1961 el ayuntamiento se reunió en el lugar y se concretó el proyecto. En 1991, dos bañeras antiguas talladas en bloques de granito y la lavadora se completaron con una nueva cuenca de granito que podía acoger más bañistas.

La fuente siempre ha existido

Los hombres prehistóricos que viven en los refugios de la montaña de Dorres ya apreciaban el placer de un baño caliente. Dejaron rastros de su presencia en el pueblo: ejes de piedra pulida, piedras de copa, y se puede ver un hermoso dolmen a Brangoli, un pueblo cercano.

500 metros más abajo, en Escaldes, la existència de baños se ha comprobado desde la época romana. Cerca de la fuente de Dorres, las ruinas dan fe de la antigua utilización del agua caliente en primavera. El antiguo lavadero, que ahora es un placer para los bañistas, fue cortado en granito en 1841 (la fecha está tallada en la roca abajo). El agua caliente y sulfurosa era sin duda efectiva para lavar la lana cruda de las ovejas en esta cuenca lejos del pueblo.

El agua del lavadero del pueblo ante el ayuntamiento tiene las mismas características que los baños, y todavía se aprecia hoy por sus cualidades suavizantes y el lavado de ropa de lana. Recomendamos ir después de los 5 días de caminata de la Carlit 50 Estanys, o incluso llegar a pie si se desea alargar la travesía con las dos etapas que enlazan Vésines y la Bullosa por el lado Cerdán, pasando por Porté – Puymorens y Dorres. Meterse en el agua después de la caminata será realmente gratificante!
Contenidos transmitidos, entre otros, del portal www.bains-de-dorres.com

Más Montaña

Agencia de viajes en Pas D’isard – GC-004377® A PAS D’isard, todos los derechos reservados. Aviso legal